Como hemos dicho, no se trata de que la boda se convierta en un concierto. Sería bueno elegir los momentos más importantes de la celebración para subrayarlos, y siempre con cantos no muy largos.

Sería muy bonito que pudiera participar la comunidad en ellos, pero eso hoy día, en celebraciones como una boda, no suele ser lo habitual. El hecho de tener las letras en un pequeño folleto en el caso de que se elija música cantada, ayuda a la participación de todos en la celebración.

ENTRADA

Novios y padrinos entran con música. Puede elegirse también un canto, pero por lo general, se perderá el sentido de la letra o el mensaje que se quiera transmitir porque con la emoción de ver a los novios, todo el mundo está pendiente de la entrada, por lo que es mejor entrar con música, sea una marcha nupcial clásica o bien cualquier otro tipo de obra o canción interpretada instrumentalmente, sin letra.

LECTURAS

Si hay dos lecturas, podría intercalarse un canto corto, reflexivo, mejor si puede ser alusivo a la lectura o a lo que se celebra. Antes del evangelio, el canto sería un aleluya.

RITO DEL MATRIMONIO

Tras el momento del enlace, hay quien prefiere una obra instrumental corta y alegre o bien un canto especial en referencia al amor o al compromiso. Insisto en que sea un canto adecuado, que subraye con respeto el momento. Hay algunos ejemplos en la lista de cantos y obras.

DESPEDIDA:

Como en la entrada, puede escucharse una marcha o una obra musical alegre. La realidad es que en este momento, todo el mundo está ya deseando ir a felicitar a los novios y comentando la celebración por lo que suele ser difícil hacer participar a los asistentes en un canto.

En las bodas celebradas dentro de una eucaristía se abren nuevos momentos.

OFERTORIO

Puede cantarse un Ave María clásico, o un canto como Pan de Vida, o simplemente una música suave que centre la mirada en el altar, siempre breve. Si en la ceremonia, se hacen ofrendas especiales, quizás sea mejor prescindir de música para no recargar demasiado el momento.

SANTO

Es una buena ocasión para hacer participar a la comunidad eligiendo un Santo conocido.

PAZ

Momento de abrirse al entorno, a los de alrededor y al mundo. Un canto de paz en varios idiomas, lo hace patente. Si se escoge una obra instrumental, que sea corta (enseguida llega la comunión y habrá música) y alegre.

COMUNIÓN

Puede elegirse un canto en el que todos participen cantando, que hable del amor y el compromiso, o bien elegir una música que ayude a interiorizar el momento de la comunión y el motivo de la celebración.

ACCIÓN DE GRACIAS

Si en la comunión ha habido música, es un buen momento para poner un canto que resuma los sentimientos y las sensaciones. Pero a veces los familiares o amigos leen agradecimientos hacia los novios o al revés, los novios quieren dar su personal agradecimiento a sus familias y allegados, en ese caso, no haría falta un canto porque restaría intensidad a un momento que suele ser de especial emoción.