col bastante

 

"Jesús ha venido para cubrir la distancia entre el hombre y Dios, para volver a unir lo que estaba dividido". El Papa Francisco trazó, durante el rezo del Ángelus, el significado del Bautismo de Jesús, a manos de Juan, como estaba escrito, "porque Dios está muy cerca de nosotros".

Y, como Jesús, estamos llamados a "hacer de nuestra vida un testimonio alegre que ilumina el camino y lleva esperanza y amor", siguiendo el "estilo de Jesús", que pasa "por el camino de la obediencia y de la solidaridad con el hombre frágil y pecador, el camino de la humildad y de la plena cercanía de Dios a sus hijos".

"Éste es el estilo de Jesús", recaló el Papa. "El estilo del siervo humilde y dócil, y éste debe ser el estilo misionero de los discípulos de Cristo: anunciar el Evangelio sin gritar, con humildad, amabilidad y firmeza, sin arrogancia o imposición"

Porque, apuntó Bergoglio, "la verdadera misión no es jamás proselitismo sino atracción a Cristo, a partir de la fuerte unión con Él en la oración, en la adoración y en la caridad concreta, que es servicio a Jesús presente en el más pequeño de los hermanos".

"Estamos llamados a hacer de nuestra vida una testimonio alegre, que ilumine el camino que lleva esperanza y amor. Esta fiesta nos hace descubrir el don, la belleza, de ser un pueblo de bautizados. De pecadores, todos los somos, salvados por la gracia de Cristo", capaces, concluyó el Papa, "de una fraternidad que no conoce confines ni barreras".

Al término del rezo del Ángelus, Bergoglio invitó a los fieles a unirse a la Red Mundial de Oración del Papa, que este mes está dedicada, como intención general, al ecumenismo. Y, como novedad, una intención "de último minuto", que el Papa anunció desde el balcón. "En este día de tanto frío, pienso e invito a pensar en todas las personas que viven en la calle, golpeados por el frío y la indiferencia. Por ellos, oremos por ellos, y pidamos al Señor que nos caliente el corazón para poder ayudarles".

 

Jesús Bastante

Religión Digital