Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

TORMENTAS DE VERANO

Written by
Rate this item
(3 votes)

Con tanta protección,

con tanta garantía,

con tanto amparo,

con tanta defensa,

con tanta muralla,

con tanto derecho,

con tanto seguro,

con tanto capricho...

estamos mal acostumbrados

a bregar por el mar de la vida.

 

Y cualquier imprevisto,

aún el más trivial y anodino,

–la incertidumbre ante el futuro,

el presentimiento de algo nuevo,

la posibilidad de un cambio,

el miedo a lo desconocido,

un dolor fortuito,

la presencia de extranjeros,

la sospecha de nada concreto...–

nos paraliza o produce recelo.

 

Y tú nos dices:

¿Por qué teméis, hombres de poca fe?

Sólo es una tormenta de verano.

 

Días hay, es cierto,

en que se nos nubla el cielo

y se pone negro el horizonte.

Los reveses de la vida,

los caprichos de la suerte,

los avatares del destino,

la rueda de la fortuna

o los designios de la providencia, ¡qué sé yo!,

son rayos y truenos ,

y tiemblan nuestros corazones.

 

El auténtico marinero

se crece en la fuerte marejada,

mientras tierra adentro

hay quien se ahoga en un vaso de agua.

Los chaparrones, por fuertes que sean,

sólo duran horas, nunca semanas;

después viene la calma.

a veces es necesario que diluvie,

pues si no, ¿quién nos quitará tanta costra?,

¿quién nos arrancará las entretelas del alma?

 

Y tú nos dices:

¿Por qué teméis, hombres de poca fe?

Sólo es una tormenta de verano.

 

Hay épocas que llueve a cántaros,

y la fuerza del viento huracanado

puede arrastrarnos al desastre:

en unos minutos de inclemencia

destruir la obra laboriosa y paciente

de muchos años de vida y entrega.

Y, entonces, nos tambaleamos,

desconfiamos y andamos a la deriva,

perplejos y angustiados.

¡Señor, sálvanos!

 

Y tú nos dices:

¿Por qué teméis, hombres de poca fe?

Sólo es una tormenta de verano.

 

Florentino Ulibarri

Read 2598 times
Login to post comments