Buscador Avanzado

Autor

Tema

Libro de la biblia

* Cita biblica

Idioma

Fecha de Creación (Inicio - Fin)

-

QUEJAS DEL SEÑOR

Written by
Rate this item
(3 votes)

Vine a los míos y los míos no me recibieron.

Me hice como uno de ellos y no me conocieron.

 

Busqué nuevas formas de presencia:

me prolongué en signos visibles,

me quedé en sus templos y en sus casas,

quise estar en el centro de sus encuentros,

pero ellos apenas se dan cuenta.

 

Me encarné en el pobre y en el que sufre;

quise hacerme presente en sus debilidades:

curar, compartir, acompañar, servir,

ser testigo firme de toda vida, aún de la más débil;

pero ellos se van por otros caminos.

 

Me ofrecí como alimento –sabroso pan y dulce vino–

pero el banquete les parece insípido y triste.

Me hice palabra buena y nueva,

y ellos la amordazan con leyes y normas.

Les descubrí los manantiales de agua viva,

y vuelven a las pozas y charcas contaminadas.

 

Tengo cada día una cosecha generosa

de dones y gracias que quiero repartir,

pero nadie la solicita, y me quedo con mis dones.

¡No hay dolor mayor que no poder darse a quien se quiere!

 

Tal vez equivoqué la estrategia.

Si me hubiera quedado en un lugar solamente,

seguro que todos irían a buscarme y a pedirme.

¡Me tienen al alcance de la mano,

pero ellos prefieren ir a encontrarme

a oscuros y estériles rincones!

 

A pesar de todo, renuevo mi presencia.

Me quedo con vosotros.

Me quedo en el centro de vuestra vida.

No me busquéis lejos.

Buscadme en lo más profundo de vuestro ser,

en lo más querido de vuestros anhelos,

en lo más importante de vuestras tareas,

en lo más cálido de vuestros encuentros,

en lo más claro de vuestra historia.

Buscadme en el dolor y en la alegría,

siempre en la esperanza y en la vida.

 

Os espero.

 

Florentino Ulibarri

Read 4657 times
Login to post comments