NOTICIAS DE ALCANCE

(Resúmenes de prensa)

El cardenal de Madrid insta al Gobierno a cumplir con los cupos de la UE

"Hay pactos que salvan vidas, pactos que construyen un futuro mejor para todos", asegura

cardenal6
El cardenal de Madrid insta al Gobierno a cumplir con los cupos de la UE

Construyamos la fraternidad universal. ¿Es una utopía? No, es posible

El cardenal de Madrid, Carlos Osoro, ha regresado con fuerza de su convalecencia. Y lo ha hecho tomando la delantera a los líderes políticos, sociales y religiosos de nuestro país, a quienes ha reclamado "un pacto global" sobre la acogida a inmigrantes y refugiados, en el que se incluyan la apertura de corredores humanitarios, el fin de los CIEs o acabar con la política de deportaciones masivas.

"Las migraciones se han convertido en el rostro humano de la globalización", destacó el cardenal Osoro durante su intervención en la conferencia 'Los Pactos Mundiales sobre Migrantes y Refugiados 2018: Pactos que salvan vidas', junto a la filósofa Adela Cortina, y con la presencia, entre otros, del presidente de la Comunidad, Ángel Garrido; o la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Todo un ejemplo de integración entre las distintas instituciones que trabajan en los cuatro verbos que el Papa Francisco destaca para los refugiados: acoger, proteger, promover e integrar.

"Es la hora de España", destacó Adela Cortina, que destacó la "ejemplaridad" del Gobierno, a lo que se sumó el cardenal Osoro. "La realidad se nos impone estos días, en el puerto de Valencia, en Tarifa... hay más de 740 millones de personas en movimiento en el mundo, alrededor de 250 son migrantes internacionales, y más de 65 se ven obligados a abandonar su hogar por conflictos bélicos", subrayó el cardenal de Madrid, quien insistió en que "nos encontramos ante una encrucijada, un momento clave de la historia".

cardenal7
Osoro abraza al padre Ángel en presencia de Ángel Garrido y Manuel Carmena

Entre las propuestas que planteó Osoro, se encuentran "abrir nuevos canales humanitarios, como los corredores humanitarios para los particularmente vulnerables". "Aquí hemos intentado poderlo realizar, junto a la Comunidad de Sant Egidio, pero no lo hemos logrado", asumió el purpurado, en una velada crítica al anterior Gobierno del PP. "Ahora podemos volver a intentarlo".

"Los estados deberían prohibir cualquier deportación masiva, y revisar la práctica de las devoluciones masivas", clamó Osoro, quien pidió aumentar los visados por razones humanitarias "como los que acaba de conceder el Gobierno", junto a visados de estudios o de acogida internacional o "adoptar políticas de reasentamiento para refugiados, y ser responsables con los cupos acordados".

"Las migraciones se han convertido en el rostro humano de la globalización", añadió Osoro, quien reivindicó las palabras del Papa Francisco para insistir en que "no sólo están en juego los números, sino las personas, con sus sentimientos y anhelos. Son hermanos y hermanas nuestros, cuyos derechos deben ser defendidos y protegidos". "Construyamos la fraternidad universal. ¿Es una utopía? No, es posible", recordó el cardenal.

"Cuántas veces estas personas no encuentran comprensión, acogida, solidaridad. Hoy nadie en el mundo se siente responsable de esto. En este mundo de la globalización, hemos caído en la globalización de la indiferencia ¿Nos hemos acostumbrado al sufrimiento de los otros?", se preguntó el cardenal de Madrid.

Entre otras propuestas, Osoro animó a los estados a "otorgar prioridad a la seguridad de las personas que entran en su territorio", generando "procesos ágiles de identificación y favoreciendo alternativas a los CIE", y denunciando la explotación y la trata de seres humanos en los países de origen, y "la confiscación de pasaportes" en los países de llegada.

"Hay que facilitarles el acceso a la justicia gratuita", clamó Osoro, quien añadió la necesidad de "conceder a refugiados y solicitantes de asilo libertad de circulación y permisos de trabajo". También a los niños, y a las personas con una religión distinta a la mayoritaria.

"Definitivamente hay pactos que salvan vidas, pactos que construyen un futuro mejor para todos. Con ellos y con sus destinatarios quiere comprometerse la Iglesia", concluyó el cardenal de Madrid, quien abogó por "respuestas sostenibles y transformadores" en mitad de este mundo "complejo e interconectado".

"La Iglesia nació en el solar de Palestina, y desde allí salió a todas las partes de la Tierra. La Iglesia no habla teóricamente, con todos los defectos que podemos tener, habla en la práctica de que esto es posible", concluyó.

Por su parte, Manuela Carmena quiso hacer "un agradecimiento profundo" al Papa Francisco por su "discurso profundo y su perspectiva nueva y trascendente" sobre las migraciones, y a Osoro "por haber propiciado" la participación en este acto. "Es imprescindible que la sociedad alce la voz es imprescindible. Ayer sentí un orgullo extraordinario de ser española".

Finalmente, Ángel Garrido abogó por un "diálogo abierto" entre los estados, para alcanzar los acuerdos necesarios, en el marco de Naciones Unidas, para acoger e integrar a los inmigrantes y refugiados, al tiempo que reivindicó el papel de la Iglesia católica, "la primera ONG cuando aún no existían las ONG".

cardenal8

Jesús Bastante, Religión Digital, 18 de junio de 2018.