Buscador Avanzado

Tema

Libro de la biblia

Autor

* Cita biblica

Rango de fechas

-

Idioma

Orden de resultados

 

* Escribe la cita biblica como en el ejemplo:
Mt 5, 1-12

CARTA DE DESPEDIDA DE LOS PADRES DE MARYKNOLL A LA IGLESIA DE JULI / CARTA ABIERTA DE SOLIDARIDAD Y GRATITUD A LA CONGREGACION DE PADRES DE MARYKNOLL

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

CARTA DE DESPEDIDA DE LOS PADRES DE MARYKNOLL A LA IGLESIA DE JULI

Queridos/as Hermanos y Hermanas:

Les escribimos esta carta no sólo para despedirnos sino sobre todo para agradecerles, felicitarlos y animarlos.

Desde 1943 los Padres y Hermanos de Maryknoll estuvimos trabajando en la zona, aproximadamente unos 110 sacerdotes y hermanos, y además estaban las Hermanas de Maryknoll y los/as Misioneras Laicos/as de Maryknoll. Nosotros aún estamos con deseos de continuar acompañándolos, sin embargo el Obispo José María Ortega nos ha comunicado en Junio del 2008 su decisión de no renovar el convenio con nosotros. El cual termina a fines de 2008. Ahora con pena y esperanza les escribimos esta carta para agradecerles y despedirnos de Uds. por todo lo que hemos compartido durante todos estos años.

Sinceramente les agradecemos por su acogida, paciencia, acompañamiento y hospitalidad. Con cariño les agradecemos sus enseñanzas. De manera especial agradecemos a nuestros queridos y recordados P. Domingo Llanque, Monseñores Elio Perez, Edwardo Fedders y Alberto Koenigsknecht de feliz memoria, al Mons.

Raimundo Revoredo y a los Padres Pedro Siguayro y Narciso Valencia, miembros de las comunidades religiosas y religiosos, los laicos y laicas y los grupos

parroquiales y de pastoral con los cuales hemos compartido el camino de una dinámica Pastoral de Conjunto en la Prelatura y, por supuesto, a todos los amigos y amigas de la Iglesia del Sur Andino. En los últimos meses hemos recibido muchos gestos de aprecio y solidaridad con nosotros, cartas de apoyo y

hasta firmas en pronunciamientos. Por todo ello les damos las gracias con todo nuestro corazón.

Los felicitamos por su testimonio de fe inculturada: su profunda y sentida práctica de la Semana Santa, su devoción a la Virgen, sus fiestas patronales, su sed de bendición manifestada en el agua bendita, su cariño y respeto para con los difuntos, su entusiasmo por la Palabra de Dios, su integración de la riqueza de lo andino con lo católico universal, su valoración de la eucaristía y los sacramentos y su práctica de constituirse como Iglesia Pueblo de Dios en esta tierra andina. Ya que según Juan Pablo II, quien dijo al episcopado de Kenya durante su viaje a África en 1980 "la inculturación será realmente un reflejo de la encarnación del Verbo, cuando una cultura, transformada y regenerada por el Evangelio, produce en su propia tradición expresiones originales de vida, de celebración y de pensamiento cristiano." (Mensaje del Sínodo de los Obispos 2008. 15)

Así mismo, los felicitamos por priorizar en su cosmovisión y sabiduría milenaria la armonía en todo, su gran respeto y agradecimiento a la Pachamama,

madre de todos, la vivencia de sus valores comunitarios y su búsqueda para una vida mas digna, una vida mejor,( juk´amp suma jakaña).

Los felicitamos por su esfuerzo y testimonio de familia, de organización y de comunidad, ya que en ellos expresan de forma notable sus culturas andinas, sus idiomas, su filosofía, teología, ciencia y tradiciones así como los valores de reconciliación, reciprocidad (ayni) y solidaridad.

Los animamos a seguir con su compromiso y lucha para reafirmar la vida y dignidad humana mediante la promoción de los derechos humanos, la participación ciudadana, el desarrollo integral y sostenible de la Región, la defensa del medio ambiente, la promoción de la mujer hacia una equidad de

género. Los animamos a seguir con sus organizaciones sociales y en diálogo con el mundo globalizado para humanizarlo y hacerlo más solidario.

La situación en la que nos encontramos como discípulos de Jesús donde prima la desconfianza, la intolerancia, el autoritarismo y el abuso es también para

todos una oportunidad para identificarnos cada vez más con Cristo crucificado y resucitado sabiendo que la muerte no es la última palabra. Será un reto el

fortalecer la conciencia crítica, la libertad de los hijos e hijas de Dios (Gal 5, 1; Rom 8, 21), la creatividad, el compromiso a ser artesanos de la paz y el

mantener los documentos del Vaticano II, y de los obispos de América Latina (CELAM) de Medellín, Puebla, Santo Domingo y Aparecida como referentes y para estar atentos al Espíritu de Dios muy presente en medio de Uds.

Por último, al despedirnos sabemos que quedan muchos retos para la transformación personal, familiar y social y para la conversión constante a la

Buena Nueva de Jesucristo Resucitado. Los exhortamos a que siempre recuerden cuán grande es el amor de Dios para Uds., que en María Inmaculada "se hizo carne, persona e historia"(Sínodo de Obispos 2008. 3) y que en Navidad nos invita a vivir como hijos e hijas de Dios, amándonos los unos a los otros como en nuestra convivencia con Uds. ampliamente lo hemos experimentado.

 

Juli, 8 de diciembre del 2008
Firmamos sus hermanos en Cristo Jesús
Roberto Hoffmann M.M.
Jaime Madden M.M.
Edmundo Cookson M.M.
Miguel Briggs M.M.

 

CARTA ABIERTA DE SOLIDARIDAD Y GRATITUD A LA CONGREGACION DE PADRES DE MARYKNOLL

Los Misioneros de Maryknoll han trabajado más de 60 años en el Perú. Son mensajeros de esperanza entre los pueblos olvidados del mundo y comparten un mismo ideal: vivir y anunciar el evangelio de Jesucristo.

Asumen el reto de trabajar con los pobres entre los pobres, con entereza y coherencia, comprometidos con la oración, la liturgia, los derechos humanos, la educación misionera. Aceptan los desafíos más importantes como acompañamiento a enfermos del SIDA.

En el año 1911 los católicos de los Estados Unidos de América respondieron al grito universal de los pobres mediante la fundación de los misioneros de Maryknoll. El 29 de junio de 1911, el Papa Pío X bendijo la fundación de la Sociedad para las Misiones Extranjeras de Maryknoll: en el año 1918 partieron a China los primeros misioneros. Hoy en día continúan trabajando en diversos países del mundo, sobre todo en Asia, África y América Latina.

Los Misioneros de Maryknoll trabajan hombro a hombro con los pueblos que sirven, es allí donde inculturan el evangelio, quieren irradiar la fuerza del evangelio siendo un modelo de compasión y comprensión, cualidades que forman el corazón de la religión verdadera.

Nos han enseñado que el desafío de la misión es balancear el trabajo en pro del desarrollo humano con la evangelización y el desarrollo de la Iglesia.

La apuesta y visión de los Padres de Maryknoll es la formación de los laicos. Pero la misión es más que hablar sobre Dios, la fe o la justicia, es vivir y compartir nuestra fe en la vida diaria y también en los momentos de las celebraciones litúrgicas y la oración. Trabajando sin descanso por asumir y hacer vida desde los pobres y para los pobres. Vivieron en las mismas comunidades campesinas, no juzgaron sus culturas: acompañaron su crecimiento.

Si a Jesús por predicar el amor al Padre lo rechazaron y lo maltrataron siendo su propia raza, ¡que no harán con nuestros misioneros que se identifican con el pueblo aymara!, ¿De qué los acusan?, ¿De acompañar al pobre en el encuentro con otras personas desde la cultura y religión?

Creemos que la misión es descubrir el Espíritu en el mundo. Es unirse al trabajo dando testimonio y proclamando la esperanza que tenemos en Jesús, la esperanza que trae la vida plena para todos y por todo ello les agradecemos, amigos, porque ustedes siguen anunciando la Buena Nueva.

Nosotros los acompañamos en un mismo caminar, y recordamos las palabras del fundador de la Congregación: "Estamos allí donde no nos quieren pero nos necesitan y nos vamos cuando nos quieren pero no nos necesitan". Nos duele, pero recordemos que ustedes hacen camino y nosotros los acompañamos, nos dan luz para continuar con la obra del Reino.

Recordemos cómo hace 60 años llegaron a Arequipa para hacerse cargo de:

· la Parroquia Ntra. Señora del Pilar en el Cercado,
· Ntra. Sra. de los Dolores, en Cerro Colorado;
· Ntra. Sra. de la Asunta en Zamácola,
· Vice Parroquia Nuestra Señora del Rosario, en Cerro Viejo,
· Señor de Lampa en Alto Libertad.

Fueron forjando el amor en el corazón del pueblo y, junto con las hermanas de Maryknoll, imprimieron el sello del trabajo y compromiso por ser mejores cada día. Hoy podemos ver el fruto en el progreso de todos los que nos dejamos moldar por tan generosa entrega.

Gracias, amigos y amigas de Maryknoll, por entregarnos parte de su vida, nuestra gratitud por siempre. Reconocemos que las obras que han realizado y que continúan haciendo, están latiendo en nosotros con el ardor y la fuerza del Evangelio:

 

Colegios,

Cooperativas,

Cofradías,

Asistencia Social,

Pastoral de Salud,

Centros de Formación,

Seminarios,

Centros de Educación Rural,

Publicaciones,

Alojamiento para Mujeres y Niños con SIDA,

Asociación de Misioneros,

Visitas a los enfermos,

Ministerio de SIDA,

Programas de comunicación social y Prensa, Diócesis de Lurín,

Revista AVANSUR,

Programa de Computación,

Alimentos para los niños en Huaycán,

Entrenamiento y Formación del liderazgo,

Música y Canciones en la Evangelización,

Noticias Aliadas,

Formación en Pastoral Social,

Cuidado de albergues,

Oficina del Secretario General Pro Bien Niño,

Talleres de formación Indígena,

Ad Gentes-Misión Coreano APAINE,

Derechos humanos,

Promoción y Dignidad Humana,

Pastoral Universitaria,

Servicios de Medicinas Pro Vida.

 

Aprendieron quechua y aymara, y amaron estas culturas.

 

En el altiplano peruano trabajaron sin descanso:

- Construyeron innumerables complejos parroquiales.

- Crearon cooperativas de ahorro y crédito.

- Fundaron escuelas parroquiales para niños quechuas y aymaras.

- Fundaron el Seminario Menor San Ambrosio.

- Crearon bibliotecas comunales que entregaron a las comunidades.

- Crearon botiquines comunales y formaron a promotores de salud.

- Crearon Radio Onda Azul, una de las experiencias radiofónicas únicas de América Latina..

- Apoyaron activamente la alfabetización masiva a través de escuelas radiofónicas.

- Fomentaron la recepción de sacramentos en parroquias y escuelas del campo.

- Tuvieron escuelas y colegios a su cargo, cuidando que quechuas y aymaras no fueran excluidos.

- Formaron, como labor pastoral y espiritual, a laicos y laicas en cada comunidad.

- En 1957 les fue confiada la Prelatura de Juli, no era para menos.

- Crearon y dirigieron el Seminario de San Martín en Puno.

- Fundaron la Escuela de Catequistas en Puno, modelo aplicado a nivel nacional y mundial.

- Promovieron técnicas agropecuarias, concienciaron sobre la realidad social y formaron líderes a través del Instituto de Educación Rural (IER)

- Promovieron el estudio de la cultura andina, mediante el Instituto de Estudios Aymaras (IDEA).

- Apoyaron activamente a los campesinos en el derecho de recuperación de sus tierras.

- Ante la inacción del Estado, apoyaron en épocas de sequía e inundaciones.

- Crearon el Círculo Justicia y Paz para reflexionar sobre la violencia senderista.

- Crearon, junto a otros agentes pastorales, la Vicaría de Solidaridad de la Prelatura de Juli, que defendió la vida de los más pobres y fortaleció la paz (Sendero se contuvo en Puno por la férrea acción de sus campesinos y por el sólido background que generaron los Maryknoll).

- En la Universidad Nacional del Altiplano crearon la Pastoral Universitaria.

 

GRACIAS por todo el bien que hacen, no los olvidamos y siempre estarán en nuestros corazones. Llo que nos enseñaron con amor perdurará por siempre. Gracias por enseñarnos a vivir por la locura del Evangelio y desvivirnos para construir un pueblo fraterno. Gracias por el testimonio de Uds., que merece la pena comprometerse con los pobres. Y nos dicen que es posible la verdad, la libertad y la esperanza.

Nuestra gratitud por siempre y pedimos al Padre Dios que nos conceda la audacia de la conversión, la fuerza del compromiso y el gozo de servir a nuestro pueblo que sufre y que es amado por Dios como ustedes nos han enseñado.

Leer 1969 veces
Inicia sesión para enviar comentarios